PADRE JOFRÉ, Y LOS ENFERMOS MENTALES. PARTE 1ª


 

 

Padre Jofré, defendiendo a un loco. Oleo sobre lienzo de Joaquin Sorolla.  

                                     Padre Jofré, defendiendo a un loco. Pintura de  Joaquín Sorolla. Óleo sobre lienzo.

 El 24 de Febrero del 2009 se celebró en Valencia el 600 aniversario de la iniciativa del Padre Jofré, de instalar en Valencia abrir un sanatorio en Valencia, para enfermos mentales, el primero del mundo.  

El padre Jofré, era un valenciano que hizo de su vida en el Siglo XIV, una dedicación a los desfavorecidos, estudio derecho, y  fue llamado al servicio de los demás ingresando en la Orden Religiosa de la Merced. Esta orden dedicaba su actividad a asistir y rescatar a los cristianos cautivos en la guerra de reconquista frente a los musulmanes. En aquellas épocas los árabes tenían adelantos en la asistencia a enfermos y así el Padre Jofré conoció los tratamientos que se aplicaba a los enfermos mentales en el mundo islámico.

En el mundo cristiano de la época, los enfermos mentales eran considerados por la gente ignorante como: poseídos por el demonio, lo que daba lugar a infanticidios, tratamientos exorcistas y abandonos. Cuando el padre Jofré, un 24 de Febrero de 1409, se dirigía a la Catedral a pronunciar un sermón de primer día de Cuaresma, presenció como una pandilla de mozalbetes, perseguía a un joven demente, gritando “al loco… al loco” mientras lo apedreaban, el religioso se enfrentó a la turba y los detuvo, pidiendo compasión y el debido respeto a una criatura del Señor, lo llevó a su convento, donde lo cobijo tras curar sus heridas. 

El Padre Jofré, volvió a dar su sermón a la Catedral y al subir al pulpito cambio el mensaje de su predicación, pidiendo a los asistentes caridad para los enfermos abandonados objeto de burla y malos tratos. El mensaje fue tan convincente que conmovió a los asistentes, algunos de los presentes al sermón, gente bien acomodada y con recursos, quedo tan impresionada que allí mismo prestaron ayuda económica a la sugerencia del Padre Jofré a favor de estos menesterosos, necesitados de apoyo ante lo que llamó una «persecución irracional y tanto más cruel cuanto más inocentes, impotentes e irresponsables son las víctimas», tal como explica textualmente su biógrafo Juan Devesa. Su sermón dio lugar a que de la iniciativa surgiera el proyecto que permitió inaugurar el Primer Psiquiátrico del Mundo.

El libro de las Memorias de la fundación del Hospital dels Ignoscens ha conservado las palabras del fraile , con las reiteraciones y la viveza de la lengua valenciana  en la que se pronunciaron. “En la presente ciudad, —dijo el comendador de la Merced, hay mucha obra pía y de gran caridad y sustentación; pero aún falta una, que es de gran necesidad, cual es un “hospital” o casa donde los pobres inocentes y furiosos sean acogidos. Porque muchos pobres inocentes y furiosos van por esta ciudad, los cuales pasan grandes desaires de hambre, frío e injurias. Por tal, como por su inocencia y furor no saben ganar ni pedir lo que han de menester para sustentación de su vida, por lo que duermen por las calles y perecen de hambre y de frío, muchas personas malvadas, no teniendo a Dios ante los ojos de su conciencia, les hacen muchas injurias y daño, y señaladamente allá donde les encuentran dormidos los vejan y matan a algunos y a algunas mujeres avergüenzan. Asimismo, los pobres furiosos hacen daño a muchas personas que van por la ciudad. Estas cosas son notorias a toda la ciudad, por lo que sería santa cosa y obra muy santa que en la ciudad de Valencia fuese hecha una habitación u “hospital” en que semejantes locos e inocentes estuviesen de tal manera que no fuesen por la ciudad ni pudiesen hacer daño ni les fuese hecho”.

El Hospital de Inocentes, de los locos y orates, (Dels inocents, dels folls y de Orats), se inauguró en Junio de 1410 bajo la advocación de “Nuestra Señora de los Inocentes“, y fue aprobada por el papa Benedicto XIII y el rey Martín I de Aragón. Estaba situado en lo que hoy es Biblioteca Valenciana, entre la calle Guillem de Castro y Hospital. En dicho sanatorio colocó una imagen de la Virgen que, según la tradición o leyenda, realizaron tres peregrinos que pidieron asilo por unos días en dicho hospital, y que marcharon sin dejar otro recuerdo que la que se convertiría en la Mare de Deu dels Folls, Inocents i Desamparats, y que con esta última denominación motivó el fervor de los valencianos para convertirse en la Patrona de Valencia, de sus tres provincias, y que tan enorme fervor recibe del pueblo valenciano.

En aquella época aquellos enfermos permanecían atados o encadenados, el trato a los enfermos mejoran con el Padre Jofré, evitando estuvieran ociosos les ofrecía trabajos manuales, o dedicados a labores de la huerta, las mujeres hacían hilados, bordados y bolillos, juegos y distracciones, ejercicios, dietas adecuadas higiene tratamiento médico  y terapia rehabilitadora.  Estas instalaciones fueron ejemplo al mundo de forma de atender y cuidar.  Un gran mérito el de atender con amor a los enfermos. Fray Juan Gilabert Jofré, fue amigo y compañero y de otro muy famos famoso valenciano: San Vicente Ferrer, es quien proclama desde el púlpito de la catedral la iniciativa feliz que ha de determinar la nueva advocación de la Virgen María, símbolo protector de varias y dispares empresas de caridad. Actualmente la psiquiatría y la farmacología han avanzado, tanto que bajo tratamiento estos enfermos hacen vida normal.  

Juan Gilabert, que era el verdadero nombre del Padre Jofré, junto a San Vicente, fundó el primer orfanato para niños abandonados, acto que era frecuente en aquella época. También dedico atención a la protección de mujeres, por medio de un patronato que atendia y reformaba prostitutas.  Organizó una hospederia en el Puig, para atender los pergrinos pob res. 

Los restos del Padre Jofré se conservan en el Real Monasterio de los religiosos mercedarios de El Puig de Santa María, donde murió.  Allí recibe el agradecimiento de los visitantres, por su labor y dedicación de hombre justo, generoso y lleno de amor a los demás.

Continua en parte 2ª, ya esitada.

Anuncios

3 comentarios en “PADRE JOFRÉ, Y LOS ENFERMOS MENTALES. PARTE 1ª

  1. Esoy muy interesada en la vida del Padre Jofré,hace pocos dias ,regalé un cuadro basado en la pintura de Joaquin Sorolla,que yo misma pinté,para
    la Ermita del Carraixet de Tavernes Blanques.
    Por la historia de esta Ermita,creo que era el lugar adecuado,para que estuviese este cuadro,porque está allí la Virgen de los Desamparados,que dicen que es la imagen mas antigua y por la ubicación delante de la Ermita,
    del cementerio de los ajusticiados,que los trasladaban desde Valencia en carros,acompañados de la imagen de la virgen,una historia verídicay muy interesante,de la historia valenciana.

  2. El padre jofre fue un ser especial, ayudando a aquellos que la sociedad repudiaba o simplemente quedaban en el olvido. Precisamente quiero hacer mencion de su persona y su obra en un escrito que voy a publicar.
    Si vemos hoy el panorama que existe en cuanto a atención mental, debería caernos la cara de verguenza . S,XXI cuando menos atención reciben las personas con estas patologias.
    Maria Luisa, Valencia

  3. Vivo en el El Puig y le tengo mucha fe al Padre Jofré y me ayuda mucho en mi vida cotidiana y en la de los que me rodean por los cuales pido sus favores, que lastima que hoy dia no se dediquen mas centros a esos enfermos que el protegia, mucho de lo que nos rodea no pasaría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s