EL CRUEL EMPERADOR DE CENTROÁFRICA


mkafc172

El EMPERADOR  DE CENTROÁFRICA  BOKASSA,

  • Bokassa  Combate bajo bandera francesa en la Segunda Guerra Mundial. Abandona el ejército y cinco años después da un golpe de Estado derrocando al presidente David Dacko. En 1971 se autoproclama presidente vitalicio y seis años después “Emperador de Centro África, Mariscal, Apóstol de la Paz y servidor de Cristo Dios”. Coronación de Bokassa Cuando el sargento del ejercito francés, lector de Napoleón llego al poder, quiso imitar a su héroe y decidió coronarse Emperador, la ceremonia costo al erario publico el 50 % de los ingresos del estado correspondientes al año de su coronación. Dejo las flacas arcas del estado vacías y endeudadas.

Desde el poder impuso una dictadura dominada por la crueldad y la tiranía. Se le llegó a acusar de antropofagia. En 1979, fue derrocado. En el año 86 le juzgaron y fue condenado a muerte, aunque le conmutaron la sentencia por cadena perpetua. Sus bienes fueron confiscados. Bokassa, Huyo a Francia, donde le habían refugiado y concedido para vivir un pequeño castillo, y al que se la pagaba pensión de Sargento que había sido de la Legión Francesa, volvió a África en un avión de línea regular desde Paris en el que yo viajaba con un cliente español, al poco todo el avión estaba informado quien viajaba a nuestro lado, los africanos, se acercaban y los saludaba, y explico volvía porque le habían llamado, al llegar al aeropuerto el avión quedo en pista rodeado de soldados africanos y franceses y veíamos a través de las ventanillas los jeeps, que iban de un lado a otro frenéticamente. Al desembarcar duro control de policía y equipajes, fuimos al hotel, no salimos de allí la ciudad era un hervidero de soldados y policía, en el hotel policía de paisano nos interrogo y registro nuestra habitación y motivo de nuestro viaje, para aclarar que no éramos mercenarios que fuéramos a apoyar la vuelta de Bokassa. Al parecer el grupo que le llamó no era fuerte, que manera más sencilla de haber empezado una guerra civil.

  • El intercambio comercial del río Congo en Bangui. La frontera entre la Republica de CentroÁfrica y del Zaire es el río Congo, importante, de gran anchura y profundidad variable, en el centro unas pequeñas islas servían de mercado libre donde comerciantes hacían transacciones de productos agrícolas y de granja, las canoas de los pescadores  pasaban sus viajeros de un país a otro sin dificultad. Era un anticipo del libre mercado globalizado.
  • Pagos a funcionarios, El gobierno no pagaba a los funcionarios públicos, los retrasos pueden durar meses o años, y los empleados del estado viven del entramado administrativo, toda gestión que tenga que hacerse tiene unas tasas especiales que si alguien no abona, su tramite quedara olvidado, estancado en su mesa de solicitud, en el caso de los exportadores, los documentos que precises serán obtenido mediante las correspondientes subvenciones al bolsillo particular de los funcionarios, quizás tratar al funcionario de corrupto, quizás no sea correcto, ya que si cobrara de su ministerio de forma puntual las circunstancias podrían variar.
  • Las policías de Bangui. Un forestal me invita a cenar, a la cena asiste el Inspector Jefe Superior de la Policía, por hacer conversación, comente el hecho de que había muchas policías, y siendo  un país donde las chicas son bellas, las mujeres que estaban al servicio de la policía no eran tan agraciadas, el Inspector  contesto, el uniforme es de hombre adaptado a la mujer y no les favorece, además a la policía se presentan solo las feas, las guapas tienen otras ocupaciones mucho mejor renumeradas, vaya a las discotecas y se enterara.
  • El mismo Inspector, informa de la eficacia de la policía, de madrugada  un mortero exploto en el patio del palacio imperial, se alerto a la policía y al ejercito, era un aviso del momento que debía comenzar el golpe de estado, que fue fallido, en las afueras había fuerzas estacionadas, que no intervinieron porque los oficiales que tenían preparadas las fuerzas, habían pasado una noche llena de alcohol y al toque de aviso estaban durmiendo fueron sorprendidos y capturados sin lucha. El intento se aborto sin comenzar.
  • La modista de la Emperatriz.- Viajo a mi lado en el viaje a Bangui, a la  vuelta del bosque, la encontré en el hotel, por cortesía le pregunte si había tenido éxito en la exposición, me contó que la emperatriz elegía cada viaje 15 o 20 vestidos cuyo valor en la época era  cada uno de 300.000 Pts. Y que hacia una fiesta en la que convocaba a la alta sociedad para mostrar los vestidos.  A los ministros del país les pagaban en la época mensualmente 25.000 pesetas. Desconozco los ingresos de Bokassa, aún suponiendo que fueran diez veces más los números no cuadran.
  •  La revolución de los uniformes. Un edicto exigía que todos los escolares del Imperio debían llevar uniforme, las madres buenas costureras como son las mujeres de color, no podían hacerlos debían  ser adquiridos de las  de las tiendas que se indicaban, propiedad de Bokassa y sus familiares, los vendían al precio del salario de un mes de un trabajador, y no era asequible para las familias, teniendo en cuenta que los hogares tienen como media seis hijos. Esto origino una fuerte reacción popular con manifestaciones, enfrentamientos y heridos que desembocaron en la huida a Francia del flamante emperador.
  • El trafico de marfil.  El Ejército francés destinado en el centro de África, correspondiente a la fuerza de disuasión,  tenía una base militar. Cerca de Bangui, se entrenaba con autorización del Emperador en la caza masiva de elefantes desde helicóptero, los soldados se entrenaban con fuego real y objetivos concretos, el emperador recogía e marfil con sus soldados, un transportista español bajaba por camiones  los colmillos en contenedores a Douala y desde aquí se exportaban a los distintos destinos, los africanos estaban muy alertas, pues esto representaba carne para  varios días comían abundancia y  vendían a otros poblados. Y el emperador una fuente de ingresos importante. El transporte los realizaba un camionero español con sus vehículos al puerto Camerunés de Douala, el tal individuo un valenciano llamado Martínez, cuando Bokassa fue derrocado huyo dejando abandonado sus camiones.
  • Para obtener una concesión  maderera, Se negociaba con el Ministro de Aguas y Bosques, en la visita final preparatoria  de la firma, el aspirante a la concesión maderera, dejaba olvidado un maletín lleno de dinero del país o divisas, y esperaba que todo fuera bien, si el asunto era importante el emperador intervenía y pedía una participación en el negocio (cuyas acciones no pagaba) u otro maletín ayudaba a la decisión final. Claro que la concesión por orden ministerial podría ser a los pocos años, incluida en la predistribución de parcelas y el juego de los maletines comenzaba de nuevo.
  • Diamantes. Estas tierras encierran en su subsuelo entre otros recursos  diamantes y oro, fue muy comentado en la prensa francesa los regalos que el emperador hizo como obsequio particular por los favores recibidos de ayuda económica a M Giscard, presidente francés en  la época y consistente en un buen lote de diamantes, que según la Ley francesa no podía aceptarlos.(si es que fuera cierto)
  • Crueldad. Rumores fuertes aseguran que el emperador Bokassa, se burlaba de los embajadores y cónsules occidentales y que en los festines de palacio los platos consistentes en carne, llevaban incluido carne humana de los prisioneros de las celdas del palacio. Si así fuera, es de una crueldad digna de tan repulsivo individuo.

África, desafortunada África y sus pueblos sufriendo en resignación tanta amargura, durante siglos se le ha sustraido sus guerreros y mujeres jóvenes para trasladarlos a otros continentes, se lan explotado por nada sus riquezas y cuando llegan a ser paises independientes, les falta la libertad. Triste destino el vuestro hermanos africanos y que miseros somos que os cerramos las fronteras para que sigais sufriendo y muriendo, este mundo occidental que se considera civilizado con un porcentaje de creyentes en divinidades, os cierra el camino al Norte en busca de la libertad. Cruel destino el vuestro que deseamos se solucione, al menos se alivie.

 

Un comentario en “EL CRUEL EMPERADOR DE CENTROÁFRICA

  1. Impresionante, tus viajes y tus experiencias nos acercan a la realidad de las películas que muchos creemos que son exageraciones del guinista.

    La realidad es más brutal que la ficción.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s