¿De qué se rie?


zapatero-y-bertone

“En un carácter, es un defecto inmenso el que carezca de sentido del humor”

Yo he de confesar que ese sexto sentido no lo tengo muy desarrollado, secuelas de la infancia,  pero a veces contemplar la actualidad política de nuestro país me lo estimula.

Cómo ver si no, la recepción ofrecida por las máximas autoridades de España a un ministro del estado teocrático Vaticano,  cuyo Jefe Estado vitalicio no es elegido por sus súbditos y que como Estado asociado a Naciones Unidas, no haya firmado todavía las Convenciones en defensa de los derechos de las mujeres, de los trabajadores, las que condenan los genocidios, los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad, la prohibición de la pena de muerte, de la tortura o de los tratos inhumanos o degradantes (Human Rights Tribune). Mejor reir por no llorar.

Escribía Jhon Stuart Mill en su diario:

16 de enero de 1854:

En un carácter, es un defecto inmenso el que carezca de sentido del humor. Un carácter que está por completo privado de humor no puede suscitgar respeto ni simpatía. La seriedad debe ser el fondo de todos los caracteres de que merece hablarse. Pero una cierta infusión de filósofo jocoso, incluso en su forma menos popular; un estar abierto a esa visión de las cosas que, al mostrarlas por su lado cómico, hace que cualquier preocupación exagerada acerca de ellas parezca infantil y ridícula, es una ayuda prodigiosa para soportar los males de la vida, y pienso que ha salvado a más de una persona de volverse loca.. También (el sentido del humor) es hasta necesario para que se dé un intelecto. El lado desdeñable de las cosas es una parte, si bien sólo una parte, de su verdad; y se incapaces de ver y sentir esa parte con igual fuerza y claridad que cualquier otra, ser ciegos a ese aspecto de las cosas que fue el único que los cínicos escogieron mirar, es limitarse a verlas sólo por mitades. Siempre parece haber algo de atrofia en el intelecto de aquellos que carecen de humor, por muy delicados y entusiastas que sean y aunque sean personas altamente cultivadas, como suele ser el caso.

Anuncios

3 comentarios en “¿De qué se rie?

  1. Estoy muy de acuerdo contigo y me escandaliza que tratándose de una visita privada se le dispense esta recepción. Todo por un puñado de votos.

  2. En las relaciones diplomáticas, sonríen mucho, para dar la impresión de afecto y buena intención, de amistad, Esa sonrisa pudiera ser artificial., ya que a niveles diplomáticos la amistad no se concede gratuitamente sino que es interesada y egoísta. Casa uno sonríe con la intención de conseguir del otro aquello que se necesita para la sociedad que “cuidan y protegen”, La pregunta que haces es muy correcta, al leer tu artículo he reflexionado: ¿Qué quieren?

    Brillante escrito, Te felicito Florián

  3. Reirse dicen que es sano, aunque yo creo que no es lo mismo reirse que estar alegre. La alegría es otra cosa. La alegría no siempre se demuestra con una carcajada, aunque es mas fácil reir cuando estás contento, pero en la foto que publicas no entiendo de que se pueden reir estas cinco personases. No han llegado a ningún acuerdo o ¿Tal vez sí? Son sonrisas hipócritas cara a la galería, como diciendo que civililzados somos aunque no nos entendenmos somos capaces de reir juntos. Fina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s