MADERA, ECOLOGIA Y SOSTENIBILIDAD Capitulo III


Madera certificada: LA CERTIFICACIÓN

activistas-de-greenpeace-coloc-33

La Organización Internacional de las Maderas Tropicales (International Tropical Timber Organization, ITTO), dependiente de la Organización de las Naciones Unidas, con 42 países miembros entre consumidores y productores, estableció como objetivo que a partir del año 2000 sólo se comerciase internacionalmente con productos forestales obtenidos de forma sostenible.

Para asegurar a los que los productos madereros que adquieren los profesionales, han sido producidos en bosques bien gestionados, que ayudan de este modo a desarrollar mercados con confianza para estos productos, y asegurando incentivos a los productores que adoptan prácticas sostenibles de gestión forestal, existe un creciente movimiento encaminado a promover las maderas producidas de manera sostenible, valiéndose del etiquetado de los productos madereros, en vez de prohibir de forma indiscriminada todas las maderas de no importa que procedencia.

Algunas organizaciones ecologistas de Holanda, Reino Unido, Austria y Estados Unidos promovieron en la década de los 80 un boicot internacional al comercio de productos forestales tropicales, como un mecanismo para reducir la demanda y frenar la deforestación. Estas medidas, si bien consiguieron reducir el consumo de maderas tropicales en los países desarrollados (hasta un 36% en Alemania, Holanda y Reino Unido entre 1992 y 1996), no produjeron el impacto deseado en la lucha contra la deforestación tropical y, es más, en muchas ocasiones contribuyeron a su aumento, la pérdida de valor económico de los bosques tropicales fomentó el cambio de uso de suelo hacia actividades más productivas a corto plazo, como la ganadería y la agricultura. .

Ante el fracaso de las campañas de boicot a la madera tropical, algunas organizaciones plantearon una lógica diferente: en lugar de castigar a los que lo estuvieran haciendo mal, premiar a los que estuvieran haciendo una gestión forestal adecuada, mediante un sistema de etiquetado de madera. Surge, de esta manera, la certificación forestal, que garantiza al consumidor que el producto procede de una masa forestal bien gestionada. La idea se extendió a gran velocidad y a principios de los 90 había más de 600 sellos de certificación forestal, situación que generó una gran confusión y falta de credibilidad entre productores y consumidores.

En este escenario, y retomando la política de desarrollo sostenible de la Cumbre de Río, surge en 1993 la iniciativa FSC (Forest Stewarship Council o Consejo de Administración Forestal), en Toronto (Canadá) con los objetivos de:

· crear un sello único que pudiese garantizar la credibilidad de la certificación a través de unos estándares de aplicación global y acreditar a las entidades encargadas de certificar los bosques.

La misión del FSC es promover la gestión forestal ambientalmente responsable, socialmente beneficiosa y económicamente viable en los bosques de todo el mundo.

1. La gestión forestal ambientalmente responsable asegura que el aprovechamiento de productos forestales contribuya a la biodiversidad, la productividad y los procesos ecológicos del monte. .

2. La gestión forestal socialmente beneficiosa contribuye a que las poblaciones, y la sociedad en su conjunto, disfruten de los beneficios a largo plazo del monte y proporciona incentivos para que las comunidades conserven los recursos forestales y se involucren en la gestión.

3. La gestión forestal económicamente viable implica que las operaciones forestales se estructuren y se administren de modo rentable, sin que los beneficios económicos se generen a expensas del recurso forestal, del ecosistema o de comunidades afectadas.

· Establece un marco general de estándares mundialmente reconocidos y respetados, los “Principios y Criterios de Buena Gestión Forestal”

· Acredita y da seguimiento a: Entidades de certificación, de las Unidades de Gestión o de las Empresas Forestales, Estándares regionales y nacionales, resultado de de los Principios y Criterios del FSC a las condiciones locales

Certificación Forestal PEFC y Objetivos

  • Promover la Gestión Forestal Sostenible de las masas forestales, por ser una gestión apropiada para el medio ambiente, socialmente beneficiosa y económicamente viable.
  • Fortalecer y mejorar de la imagen positiva del bosque y de la madera como materia prima renovable.
  • Garantizar a los consumidores la procedencia de los productos de masas gestionadas de forma sostenible.

Creado para el establecimiento de sistemas de certificaciónes nacionales comparables y su mutuo reconocimiento con criterios pan-europeos:

  1. Mantenimiento y desarrollo de los recursos forestales y de su contribución a los ciclos globales del carbono.
  2. Mantenimiento de la vitalidad y salud de las plantaciones forestales.
  3. Mantenimiento y revalorización de las funciones productivas de los bosques.
  4. Mantenimiento, conservación y desarrollo de la diversidad biológica.
  5. Mantenimiento y desarrollo apropiado de las funciones de protección en el sector forestal.
  6. Mantenimiento de las demás funciones y condiciones socioeconómicas que brinda el bosque al conjunto de la sociedad

La Certificación Forestal Paneuropea (PEFC) se configura por ello como un sistema de promoción y certificación voluntaria de la gestión forestal sostenible

Continua en el Capitulo IV

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s