MADERA, ECOLOGIA Y DESARROLLO SOSTENIBLE, Capitulo I


Madera ecología y desarrollo sostenible”.

350px-forest1

Desarrollo sostenible

El uso de la palabra en las ciencias sociales de la palabra “Desarrollo” sugiere un proceso de cambio dirigido y controlado. Suele incluir la determinación de los objetivos del proceso y medios que se consideran adecuados para alcanzarlos.

“Sostenibilidad”, alude al mantenimiento de la economía en los limites en los limites de la capacidad de sustentación de los ecosistemas de que depende. La noción desarrollo sostenible, pues, sugiere un control intencional y consciente de la relación entre sociedad y naturaleza. E.García (1)

Sostenibilidad ecológica.

La extracción de recursos renovables, ha de ser igual o inferior a la capacidad de regeneración natural de los ecosistemas y la emisión de contaminantes ha de mantenerse dentro de la capacidad natural de asimilación. El cambio tecnológico ha de orientarse a incrementar el servicio obtenido por cada unidad de recursos naturales obtenidos y a fomentar la sustitución de no renovables por renovables, (2)Kerry Turner

Tipos de recursos naturales

Llamamos recursos naturales a los bienes servicios o funciones útiles al medio físico que satisfacen las necesidades humanas. De acuerdo a la disponibilidad en el tiempo, tasa de generación (o regeneración) y ritmo de uso o consumo se clasifican en renovables y no renovables. Los recursos naturales renovables hacen referencia a recursos bióticos siempre que se utilicen sosteniblemente aunque lo estén en su tasa de uso (bosques, pesquerías, etc.) o no limitados (luz solar, mareas, vientos, etc.); mientras que los recursos naturales no renovables son generalmente depósitos limitados o con ciclos de regeneración muy por debajo de los ritmos de extracción o explotación no producibles (minería, o hidrocarburos y sus derivados, etc.). Están limitados por la cantidad total en disposición o extraíbles. De Wikipedia (Internet)

La ecología y el ecologismo es aceptado como interlocutor valido en el discurso ambientalista, haciendo desvelar las situaciones de los temas ambientales, hasta que hoy cualquier proyecto debe ir acompañada del “informe ambiental”, Los humanos instintivamente queremos proteger los bosques, porque aprecian que aprecian el placer de convivir con el, de estar dentro del bosque recogiendo la belleza de los montes, disfrutando de la fuente que se hará río y del placer en la quietud del reposo entre la Naturaleza. Reconociendo que la consideración de bosque sagrado, virgen o primario, es un placer que solo podremos disfrutar en las reservas de la biosfera, el resto de los bosques son sembrados para producir materias primar necesarios para el sostenimiento del planeta.

Entre los componentes que entran en la fabricación de carpintería, decoración o mobiliario, la madera es el único material renovable por el crecimiento que le proporciona la Naturaleza, reforzado por la Selvicultura como Ciencia y el mantenimiento de los bosques proporciona optimismo de futuro.

La influencia de los medios, esta creando justa inquietud a la sociedad sobre las materias primas, al informar sobre los riesgos que tiene el planeta con el agotamiento de sus recursos que requerirá cambios apoyados en energías y recursos menos agresivos contra la Naturaleza con un crecimiento sin despilfarros donde lo suficiente es mejor, prestando atención al consumo de renovables y el cultivo de aquellos. Que sin implicar el cese de las actividades económicas Una regla que proponía El Serafi S,(3) la extracción de petróleo debería comportar que estuviese acompañada de plantación de árboles, de los que se pudiera obtener alcoholes a partir de su madera.

Esta política debería hacerse en todos los países que contaminen sean extractores o consumidores, cita Ernest García (4), como un grupo holandés con el proyecto de instalar una nueva central térmica y para contrarrestar las emisiones de dióxido de carbono, proponer la reforestación de 125.000 hectáreas en América Latina, solución alarmante, seria más justo hacer lo contrario; construir la térmica en Sudamérica y plantar en Europa.

Este folleto contiene una recopilación de impresiones criterios e investigaciones, para informar con argumentos de expertos científicos y reconocidas entidades responsables, la realidad de la madera, los bosques y selvas. Se describe que en el momento actual se mantiene la confianza para los utilizadores en este material renovable, mediante las talas sostenidas y los permanentes controles, por lo que su uso ofrece al consumidor la seguridad en la cantidad actual y algunos aumentos procedentes de la reforestación. Se hará necesario que nuevas especies, y diferentes calidades se ofrezcan al mercado, porque siendo cierto que la cantidad crecerá en volumen, la oferta entrara en competición con las nuevas demandas de los países emergentes y el considerable previsto porcentaje de la madera destinada a la fabricación de papel.

Teniendo la madera la ventaja de un bien cultivable, la seguridad de suministro para generaciones futuras, dependerá de una buena gestión de corta, con volumen inferior al de producción. Si además se realizan repoblaciones, el futuro en madera parece garantizado a no ser que persistamos en aberraciones pasadas.

Se ofrecen en este resumen, varios enfoques, lo que proporcionan distintos criterios, e incluso criticas, las diferencias hacen sobresalir los matices desde diferentes perspectivas. En todo caso la base del tema hace de llegar a un objetivo común: Ser útiles a la Humanidad defendiendo y conservando el bien que la Naturaleza nos ha proporcionado para nuestro disfrute. Las conclusiones finales de esta exposición pertenecen al lector, serán producto de su reflexión y de su responsabilidad que le atañe como ser humano. Es un asunto complejo donde se entremezclan, acciones interacciones y retroacciones con fenómenos aleatorios que agregan incertidumbre a nuestros pensamientos y decisiones.

En el principio de la vida en la tierra, la Naturaleza constituía un “reino” donde la evolución imponía sus objetivas leyes sin proyecto, a las que el hombre intentaba adaptarse. La cultura del “homo sapiens” le permitió doblegar con herramientas su hábitat. Hoy debido a sus conocimientos técnicos, se amplia el poder del hombre con inventos de equipos y maquinas que influyen en modificar la Naturaleza. Cuando esa acción se realiza de forma inadecuada, se origina una destrucción.

Continua en el Capitulo 2

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s