LA BUROCRACIA DISMINUYE, LA CORRUPCIÓN PERMANECE.



La burocracia entre los ciudadanos  produce una critica negativa  de carácter despectivo; el termino se dice que deriva de una combinación un tanto vaga de raíces grecolatinas que dieron origen a la palabra francesa «bure», una tela que se colocaba sobre las mesas de oficinas públicas. De ahí derivaría la palabra «Bureau», primero para definir los escritorios cubiertos con dicho paño, y posteriormente para designar a toda la oficina. La palabra «burocracia» deriva de: «Bureau»: oficina y «cratos»: PODER. Por lo tanto, apela a la idea del ejercicio del poder a través de las oficinas públicas.

El término “burocracia”  forma parte de las conversaciones cotidianas que hacen referencia a las organizaciones dependientes del Estado y de la Administración, aunque la burocracia también opera en el sector privado de monopolios y oligopolios.

Denominar como burócrata, a un empleado, oficinista o trabajador público incluso privado, lleva un contenido de censura al funcionario; está critica lleva implícita una denuncia a la negligencia y escasa actividad, de quienes pueden actuar con soberbia y despotismo. Los ciudadanos consideran que la burocracia significa lentitud, exceso de trámites, distanciamiento total entre el prestador de los servicios públicos y el usuario de los mismos, causada por  una exagerada adherencia de los funcionarios y empleados a los reglamentos, rutinas, y  consignados en loprocedimientos manuales desfasados en la administración o ausencia de ellos.

El alemán Max Weber fue un eminente filosofo y sociólogo, economista, politólogo e historiador, donde sus trabajos se relacionaron con la economía y el gobierno:  Describía a la burocracia como  un mal “irremediable” que el ciudadano percibe como un fantasma que pesa demasiado y que le resulta muy costoso . Consideró a la burocracia como un tipo de poder y no como un sistema social. Un tipo de poder ejercido desde el Estado por medio de su “clase en el poder”, la clase dominante. El aparato organizativo de la burocracia, es un marco racional y legal donde se concentra la autoridad formal en la cúspide del sistema.

La burocracia según la definición de MAX WEBER, es un pilar fundamental en el que se apoya el moderno Estado de derecho, un estamento administrativo-político diferenciado de otras esferas o niveles, para cumplir un papel racionalizado. Incluso si se defiende que la violencia del Estado es “legítima”, es porque se diferencia claramente de la violencia feudal indiscriminada.

Si existe un estado de derecho necesariamente debe existir una burocracia que dé sentido y estructura organizativa a la ley. Esa es la figura del burócrata. Si la ley es abstracta, impersonal e igualitaria, el burócrata debe ser exactamente así también. El burócrata, desligado de todo interés personal, reclutado por un procedimiento objetivo basado en la cualificación y en el mérito es, así, el instrumento eficaz de la ley.

Todos los sistemas organizativos eficaces se basan en la burocracia: el Estado, la empresa e incluso las Iglesias (el sacerdote no deja de ser el burócrata de la fe). Sin burocracia no hay racionalización, ni sociedad basada en la ley. De ahí que el “ethos” burocrático (racionalidad e impersonalidad) impregne las sociedades modernas. La burocratización es «la nueva servidumbre», porque es la servidumbre de la ley.

Pero a juicio de WEBER la burocratización no es sólo algo inevitable en el capitalismo sino que constituye el destino común a todas las sociedades modernas, incluso las de tipo socialista. La «dictadura del funcionario», es la que nos acecha en el futuro, y no la del proletariado como creían los marxistas.

Con eso la racionalización del mundo tan vez habrá alcanzado un hito, pero no está claro que lo haya alcanzado la libertad humana. Más bien al contrario.

Esto es lo que escribió Max Weber en el 1920, hoy han mejorado la “burocracia” en cuanto a las relación empleado – ciudadano, más ha surgido una problemática más grave dentro de la Administración que posiblemente siempre existió y siempre se oculto, se hace referencia a la serie de políticos oportunistas corruptos, que viéndose protegidos por sus propias normas y buscando recovecos de las leyes y de su inmunidad corporativa, quedan inmunes de sus fechorías. Porque tal cosa es la acción de aquellos que toman lo de los ciudadanos,  tejiendo redes para ocultar las pistas de sus actos.

Veamos la comparación, si un empleado de empresa privada, sea cajero o administrador tomase algo de la sociedad, será despedido del puesto de trabajo sin indemnización y obligado a devolver lo tomado, a la compañía afectada le ampara la ley. Sin embargo a un político acusado de corrupción, le ampara su grupo, quien a su vez ataca a la policía, a los jueces, a la oposición, poniendo los directivos la mano en el fuego por el corrupto como en una ordalía o juego de dios y con sus medios de comunicación mercenarios envenenan las informaciones a los ciudadanos que quedan confundidos de tanta contradicción. No importa que los ciudadanos tomen opinión a favor o en contra, influidos por sus creencias o por ser condicionados por los medios aludidos, la justicia debe actuar con neutralidad y prontitud.

Si estás deficiencias, no se eliminan con energía, empezando por los propios partidos políticos dentro de sus filas, la democracia se tambalean pudiendo derivar a sistemas dictatoriales, que al parecer algunos desalmados desean.

Florián

About these ads

2 comentarios en “LA BUROCRACIA DISMINUYE, LA CORRUPCIÓN PERMANECE.

  1. Quienes se dedican a las funciones administrativas de los entes oficiales, y toman el nombre de Burócratas, en el caso español tienen buena o mala fama según de que tiempos hablemos. Pero la mala fama de los burócratas siempre es sinónimo de mal actuar o hacer de los políticos, que en el caso español es pandemia. Pues tanto si se vive en dictadura, como si se vive en democracia, los condicionantes de recta conducta no cuentan en las condiciones a exigir a los candidatos a administrar. Y así ocurre que tanto los administradores de la burocracia como los políticos que la dirigen, todos carecen de la ética necesaria para estar al frente de los ciudadanos españoles. Y si no se ventilan más fechorías hechas por los políticos, secundadas por sus administradores, es por el simple detalle de que no se investigan.
    En otros países europeos estas cosas no pasan.
    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

  2. En otros países, algunas veces ocurre, y el responsable tiene la suficiente dignidad pra dimitir de sus cargos.

    Aquí no dimiten, cual será la causa ???

    Estoy de acuerdo. Florián

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s