AMARANTO, UNA PLANTA ANTIQUISIMA FUENTE DE SANO ALIMENTO


El amaranto es una  planta cuyo nombre científico es Amaranthus Spp. El amaranto es una planta de cultivo anual que puede alcanzar de 0.5 a 3 metros de altura; posee hojas anchas y abundantes de color brillante, espigas y flores púrpuras, naranjas, rojas y doradas.

La familia Amaranthaceae reúne cerca de 60 géneros y más de 800 especies cuyas características cambian notablemente, dependiendo del ambiente en el que crecen, lo que dificulta la identificación de la planta. Existen tres especies de amaranto que producen semilla y que, a su vez, son las más apreciadas:

• Amaranthus Caudatus: se cultiva en la región de Los Andes y se comercializa como planta de ornato, principalmente en Europa y Norteamérica.

• Amaranthus Cruentus: es originaria de México y Centroamérica, donde se cultiva principalmente para obtener grano. También se consume como vegetal.

• Amaranthus Hipochondriacus: procedente de la parte central de México, se cultiva para obtener grano.

La planta de amaranto tiene una panoja con una longitud promedio de 50 centímetros a un metro. Esta panoja formada por muchas espigas que contienen numerosas flores pequeñas, que alojan a una pequeña semilla, cuyo diámetro varía entre 0.9 y 1.7 milímetros, representa el principal producto de la planta de amaranto con la que se elabora cereales, harinas, dulces, cereales enriquecidos, tortillas, galletas, panqués, horchata, bebidas chocolatadas, hojuelas, harinas, y varios productos.

El ciclo vegetativo del amaranto tiene un promedio de 180 días, desde que germina hasta que la semilla alcanza su madurez. Junto con el maíz, el fríjol y la chía, el amaranto fue uno de los principales productos para la alimentación de las culturas precolombinas de América. Para los mayas, aztecas e incas el amaranto fue la principal fuente de proteínas y se consumía como verdura y grano reventado.

Con la llegada de los españoles a América y durante la Conquista, el amaranto fue eliminado de la dieta indígena por razones religiosas y políticas. Era tan apreciada que hacían uso de ella en ceremonias religiosas, por su carácter sagrado, por lo que se encuentra ligado a la leyenda y el ritual religioso, en diferentes fechas del calendario azteca, las mujeres molían la semilla que mezclaban con miel de abeja, destilado de maguey o sangre humana, dándole luego forma de serpientes, pájaros, montañas o dioses que se comían durante ceremonias en grandes templos o reuniones familiares como símbolo de comunión con sus deidades (tras la conquista, esta práctica representó competencia con la hostia en la religión católica). Este uso del cereal en rituales paganos y sacrificios humanos repugnaba a los españoles, quienes prohibieron su cultivo y empleo, pese a lo cual logró sobrevivir en América en pequeñas parcelas de regiones montañosas dispersas de México y la zona de los Andes sudamericanos,  solamente en los lugares más apartados de la conquista española se mantuvo la producción de amaranto.

El amaranto es el producto de origen vegetal más completo, es una de las fuentes más importante de proteínas, minerales y vitaminas naturales: A, B, C, B1, B2, B3; además de ácido fólico, niacina, calcio, hierro y fósforo. Además, es uno de los alimentos con altísima presencia de aminoácidos como la lisina. Los estudios realizados, en 1975, por la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos para conocer vegetales poco explotados pero con gran potencial, demostró que el amaranto es uno de los 36 cultivos más prometedores del mundo, por esta razón la misma academia lo describió como “El mejor alimento de origen vegetal para consumo humano”.

El amaranto ha sido aprovechado desde tiempos prehispánicos: las hojas se utilizaron para infusión contra la diarrea no sólo por su valor nutritivo, sino también por las propiedades médicas que se le atribuyen y se han confirmado con las investigaciones realizadas durante los últimos años.   Recientes estudios demostraron que una gelatina con alto contenido de fibra, elaborada con base de amaranto, nopal y harina de brócoli, podría prevenir el cáncer de colon. Por las propiedades nutritivas y los componentes del amaranto (proteínas, vitaminas, minerales, aminoácidos, fibra y grasas) es recomendado para prevenir enfermedades

El amaranto es muy resistente a los climas fríos y secos, y crece incluso en suelos pobres. Además tiene un alto nivel alimenticio, lo cual lo hace una excelente alternativa para regiones con dificultades para la siembra de otro tipo de cereales. China es uno de los mayores productores de amaranto. Las hojas de esta planta son muy parecidas a las de las espinacas.

Sobre el aceite de amaranto que en la actualidad se produce en México, los expertos concluyen: Es similar a los importados de Inglaterra para fabricar cosméticos que suavizan la piel, disminuyen líneas de expresión y retardan efectos del envejecimiento, por lo que tenerlo en nuestro país es todo un orgullo”.

Datos del Centro de Información de la Asociación Mexicana del Amaranto.

AMARANTO, UNA PLANTA ANTIQUISIMA FUENTE DE SANO ALIMENTO

El amaranto es una  planta cuyo nombre científico es Amaranthus Spp. El amaranto es una planta de cultivo anual que puede alcanzar de 0.5 a 3 metros de altura; posee hojas anchas y abundantes de color brillante, espigas y flores púrpuras, naranjas, rojas y doradas.

La familia Amaranthaceae reúne cerca de 60 géneros y más de 800 especies cuyas características cambian notablemente, dependiendo del ambiente en el que crecen, lo que dificulta la identificación de la planta. Existen tres especies de amaranto que producen semilla y que, a su vez, son las más apreciadas:

• Amaranthus Caudatus: se cultiva en la región de Los Andes y se comercializa como planta de ornato, principalmente en Europa y Norteamérica.

• Amaranthus Cruentus: es originaria de México y Centroamérica, donde se cultiva principalmente para obtener grano. También se consume como vegetal.

• Amaranthus Hipochondriacus: procedente de la parte central de México, se cultiva para obtener grano.

La planta de amaranto tiene una panoja con una longitud promedio de 50 centímetros a un metro. Esta panoja formada por muchas espigas que contienen numerosas flores pequeñas, que alojan a una pequeña semilla, cuyo diámetro varía entre 0.9 y 1.7 milímetros, representa el principal producto de la planta de amaranto con la que se elabora cereales, harinas, dulces, cereales enriquecidos, tortillas, galletas, panqués, horchata, bebidas chocolatadas, hojuelas, harinas, y varios productos.

El ciclo vegetativo del amaranto tiene un promedio de 180 días, desde que germina hasta que la semilla alcanza su madurez. Junto con el maíz, el fríjol y la chía, el amaranto fue uno de los principales productos para la alimentación de las culturas precolombinas de América. Para los mayas, aztecas e incas el amaranto fue la principal fuente de proteínas y se consumía como verdura y grano reventado.

Con la llegada de los españoles a América y durante la Conquista, el amaranto fue eliminado de la dieta indígena por razones religiosas y políticas. Era tan apreciada que hacían uso de ella en ceremonias religiosas, por su carácter sagrado, por lo que se encuentra ligado a la leyenda y el ritual religioso, en diferentes fechas del calendario azteca, las mujeres molían la semilla que mezclaban con miel de abeja, destilado de maguey o sangre humana, dándole luego forma de serpientes, pájaros, montañas o dioses que se comían durante ceremonias en grandes templos o reuniones familiares como símbolo de comunión con sus deidades (tras la conquista, esta práctica representó competencia con la hostia en la religión católica). Este uso del cereal en rituales paganos y sacrificios humanos repugnaba a los españoles, quienes prohibieron su cultivo y empleo, pese a lo cual logró sobrevivir en América en pequeñas parcelas de regiones montañosas dispersas de México y la zona de los Andes sudamericanos,  solamente en los lugares más apartados de la conquista española se mantuvo la producción de amaranto.

El amaranto es el producto de origen vegetal más completo, es una de las fuentes más importante de proteínas, minerales y vitaminas naturales: A, B, C, B1, B2, B3; además de ácido fólico, niacina, calcio, hierro y fósforo. Además, es uno de los alimentos con altísima presencia de aminoácidos como la lisina. Los estudios realizados, en 1975, por la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos para conocer vegetales poco explotados pero con gran potencial, demostró que el amaranto es uno de los 36 cultivos más prometedores del mundo, por esta razón la misma academia lo describió como “El mejor alimento de origen vegetal para consumo humano”.

El amaranto ha sido aprovechado desde tiempos prehispánicos: las hojas se utilizaron para infusión contra la diarrea no sólo por su valor nutritivo, sino también por las propiedades médicas que se le atribuyen y se han confirmado con las investigaciones realizadas durante los últimos años.   Recientes estudios demostraron que una gelatina con alto contenido de fibra, elaborada con base de amaranto, nopal y harina de brócoli, podría prevenir el cáncer de colon. Por las propiedades nutritivas y los componentes del amaranto (proteínas, vitaminas, minerales, aminoácidos, fibra y grasas) es recomendado para prevenir enfermedades

El amaranto es muy resistente a los climas fríos y secos, y crece incluso en suelos pobres. Además tiene un alto nivel alimenticio, lo cual lo hace una excelente alternativa para regiones con dificultades para la siembra de otro tipo de cereales. China es uno de los mayores productores de amaranto. Las hojas de esta planta son muy parecidas a las de las espinacas.

Sobre el aceite de amaranto que en la actualidad se produce en México, los expertos concluyen: Es similar a los importados de Inglaterra para fabricar cosméticos que suavizan la piel, disminuyen líneas de expresión y retardan efectos del envejecimiento, por lo que tenerlo en nuestro país es todo un orgullo”.

Datos del Centro de Información de la Asociación Mexicana del Amaranto.


About these ads

5 comentarios en “AMARANTO, UNA PLANTA ANTIQUISIMA FUENTE DE SANO ALIMENTO

  1. Muy bueno e interesante el artículo y el blog, es una referencia de consulta.Estoy interesado en saber como y dónde se pueden conseguir semillas de Amaranto cruentus e hipochondriacus para cultivo. Muchas Gracias

  2. Le envio un enlace que aparece en Internet. aunque hay varios, desconozco cual seria el más apropiado. Busque en intenet.

    foros.biomanantial.com/comprar-semillas-de-amaranto

    Saludos

  3. Excelente las propie dades alimenticias del amaranto.La verdad es que desconocia dichas virtudes de esta planta. Me gustaría saber donde puedo adquirirlo aquí en Colombia,igual que el aceite de esta maravillosa planta. gracias.

  4. Es interesante por su historia y su uso actual, hace a penas 4 dias tuve una determinada cantidad de semillas de amaranto y es muy interezante.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s