EL PUEBLO CELTA Y SUS SACERDOTES DRUIDAS.


CELTAS Y LOS DRUIDAS

Los celtas con un armamento de mayor calidad y eficacia fueron los dueños de Europa en las batallas no tenían miedo a la muerte, porque creían en la transfiguración de las almas. Desarrollaron un sistema religioso politeísta por una clase sacerdotal omnipotente

DRUIDAS

DRUIDAS

Los celtas druidas, discípulos de los magos partieron de la India por un trayecto indirecto y finalmente abordaron Europa tras diversas estancias y transbordos en Egipto y en Persia. Desde los bordes del Indo o del Ganges, trajeron unos sueños de naturalismo. A su llegada de los celtas, en Europa había el culto a numerosos árboles. Sin embargo, pese a todos los esfuerzos de los druidas, el antiguo culto a los árboles no pudo ser aniquilado por completo y tomaron la decisión de adoptar uno excluyendo a todos los demás. Este árbol oficial, especie de altar verde donde venía Dios para manifestarse a sus sacerdotes era un roble, un roble robusto y vigoroso, el rey de los bosques. Poco tiempo después esta costumbre iba a invadir toda el área Céltica.

En la sociedad celta, eran muy respetados los druidas  ya que poseían la ciencia de medicina, magia y de lectura y escritura basada en el alfabeto sagrado oghámico.  Tales conocimientos que hace más de 3.000 años nadie conocían, les permitía ejercer de consejeros de los jefes o reyes.  Los druidas estaban exentos de pagar tributos y de las actividades guerreras, por lo que muchas familias enviaban a sus hijos a las escuelas druídicas para que fueran druidas: Estudiaban astronomía, filosofía natural, derecho, literatura y mitología, y algunos tardaban veinte años en completar su formación. El dogma principal de la doctrina druídica afirmaba que el alma era inmortal y por tanto, y que tras la muerte el alma de la persona fallecida pasaba a otro cuerpo, en un proceso que llamaban de reencarnación, creencia extraña en las culturas europeas de la época.

Los testimonios más antiguos que se conservan sobre los druidas se remontan al siglo III antes de nuestra era y corresponden al escritor griego Posidonio;  y de Julio César,  contra los cuales lucho, ambos narran  que a los druidas se les rendían honores porque ellos se encargaban de los sacrificios, juzgaban las querellas privadas y públicas y dictaban sentencias y a quien no acatara la sentencia, se le prohibía asistir a los sacrificios, que era la pena más grave. Entre los druidas se elegía el gran druida, la máxima autoridad y cuando varios de ellos reunían los mismos méritos la elección se realizaba en una asamblea, que podia terminar con enfrentamientos armados. Esta civilización se destruyó por el Imperio romano, sin embargo la cultura persiste hoy en regiones europeas;  en Galicia y Asturias regiones españolas  y en Irlanda con músicas y creencias de aquella época.

GAITEROS

GAITEROS

Los druidas se dividen en tres clases: los DRUIDAS propiamente dichos (Eubages, en Galia), filósofos y sabios, Incluso magos si era necesario (porque entonces la magia no era más que la forma más superficial de la ciencia), quienes estaban encargados de mantener los principios de la moral y de estudiar los secretos de la naturaleza: los ADIVINOS que al menor soplo de viento sabían interpretar el lenguaje del roble sagrado por el murmullo de las hojas, el susurro de las ramas, un crujido en el árbol, el retraso o la precocidad de su vegetación. y LOS BARDOS que eran los poetas dedicados al altar.

Plinio, el viejo, identificó etimológicamente la voz Druida con la voz griega   “encina”, seguramente por la importancia de este árbol en las actividades religiosas druídicas. La encina es un árbol que habla, tras escuchar el murmullo del viento entre sus hojas los vaticinios de los adivinadores eran más seguros en los tiempos de los griegos.

A este roble sagrado, iban los devotos en procesión de noche con sus antorchas para depositar sus ofrendas. El roble de los druidas, acabó por generar sentimientos casi fanáticos. Las procesiones y las ofrendas se multiplicaban en su entorno; las muchachas lo adornaban con guirnaldas de flores entremezcladas de pulseras y collares: los guerreros colgaban en sus ramas los   trofeos conquistados en combate. Gracias a la ayuda de un viento tempestuoso, los demás árboles de los recintos parecían inclinarse humildemente ante él.Los druidas tenían una escuela para jóvenes y el maestro enseñaba a sus discípulos el movimiento de los astros, la forma y la extensión de la tierra, los diversos productos de la naturaleza, la historia de los antepasados reproducida de modo poético por los bardos; les enseñaban de todo menos a leer ya escribir. La memoria bastaba. La encina en la cultura romana estaba consagrada padre de los Dioses y de los hombres, por lo que no serían extraños en la época tanto los bosques sagrados formados por encinares como grandes ejemplares aislados consagrados a la principal divinidad.Las druidesas abrieron unas escuelas para las jovenes; les enseñaban canto, costura, prácticas del culto, conocimiento de las plantas medicinales, e incluso poesía, y les hacían aprender de memoria unos versos especialmente compuestos para ellas. Estos versos las iniciaban en el arte de hacer el pan, de preparar la cerveza y otras actividades  de la cocina y del hogar. Asimismo las druidesas ejercían la medicina. Esta triple prerrogativa de mujeres-doctoras-institutrices y profetizas acabó por realzarlas en el espíritu de la nación. Ellas presidían incluso ciertas ceremonias por derecho propio. Si na de ellas se destacaba por la frecuencia, la lucidez, la seguridad de sus inspiraciones, así como en su tiempo las célebres Aurinia, Velleda o Ganna que los emperadores romanos consultaban con plena confianza mediante sus embajadores, las mujeres arbitraron los destinos de la nación, ellas decidía si habría paz o guerra y aceleraba o frenaba el movimiento de los ejércitos.

Al pie del roble, consintieron en sacrificar animales, primero los perjudiciales lobos, los linces y los osos, luego vinieron los animales útiles que alimentan al hombre, las ovejas, las vacas, y luego, por fin, hasta su compañero de guerra, el caballo. Exaltados por el éxito, los progresistas llegaron a preguntarse por qué la ofrenda más digna de hacer a Dios no sería la sangre de un hombre. ¿No era el hombre el más noble y el más perfecto de los seres creados? Quizá llevando aún más lejos el argumento, esperaban probar que entre los hombres, los más agradables a Dios, los más dignos de ser elegidos eran los propios druidas. Se apresuraron a legitimar con su sagrado consentimiento este sacrificio salvaje. Incluso se podría llegar a pensar que ellos mismos hubieran inspirado esa horrible idea, sin embargo ningún sacrificio llego a conocerse entre druidas, por lo que pueblo enojado llamo a los sacerdotes hipócritas, ¡filósofos mentirosos! bestias disfrazadas de pastores de los pueblos!  Los emperadores romanos Tiberio y Claudio prohibieron los sacrificios humanos. Según la leyenda, San Patricio fue quien primero acabó con estos ritos de muerte en la  isla de Irlanda. Dice la leyenda que el santo prohibió los ritos que incluían ofrendas a los demonios o el intercambio sexual entre los reyes y la soberana demoníaca.

Muerdago

Muerdago

Y si la encina era el árbol sagrado, el muérdago que crece sobre la encina era la planta más importante, era considerada como la piedra filosofal ya que en el muérdago encontraban remedio para prácticamente todo, la utilizaban tantos en ritos mágicos como en medicina. En Galia, se secaba hasta hacerlo polvo y después de su disecación se llenaban con ello unas bolsitas que la gente se regalaba el día de año nuevo. De ahí la palabra aguinaldo y ese grito que siguió siendo tan popular durante mucho tiempo en nuestras provincias: “Muérdago para el año nuevo! (Aguilanneuf).

El muerdago es una planta parasito que ataca a varias especies de árboles, los druidas lo cortaban con una hoz de oro de los robles sagrados, y habia un mercado muy rentable con la venta de la sagrada planta, que se vendia a muy altos precios, por lo que los mercaderes vendián muerdago de cualquier árbol. Engañando a las gentes, porque no era del árbol sagrado ni tenia ninguna virtud especial

La ciencia moderna sólo pudo descubrir en el muérdago una sustancia purgante, así que era un purgante violento, lo que nuestros antepasados se intercambiaban el día de año nuevo pagando a precio de oro era solo un depurativo.

En la Galia y Betraña los druidas fueron eliminados bajo el gobierno de Tiberio –entre el 14 y el 37 AC- . Es entonces cuando Los edificios sagrados (templos) se construyeron  a partir de la influencia romana. E Irlanda los druidas celtas perdieron sus funciones sacerdotales tras la llegada del cristianismo, pero sobrevivieron como poetas,  historiadores y jueces. Muchos aspectos de la cultura celta (leyenda, música, elementos mágicos, runas), ha perdurado en muchas personas interesadas en lo místico, realizando estudios críticos de historia y antropología.

Bueno es pequeño

About these ads

5 comentarios en “EL PUEBLO CELTA Y SUS SACERDOTES DRUIDAS.

  1. Me ha encantado lo poco que he leido sobre estos temas celtas religiosas y religiones druidicas es algo que me esta apasionando y lo veo como algo extraordinario y quiero mas informacion mucha mas pues mi seguridad y autoestima crece fuertemente esto ha sido muy importante yo sentia que algo fuerte ay en mi ,y tambien se que confirmo todo lo que siento con lo que leo en cada momento, es como si descubriera parte de mi esencia
    pero si reconozco que me falta mucha disciplina y practica en todo lo que leo y me informa pero realmente es muy asombroso ver las cosas desde mi nuevo punto de vista

  2. siempre he sido un buscador de lo antiguo y desconocido he sentido atraccion por los monumentos megaliticos nunca me ha comvencido la explicacion de las taulas y talayot de menorca y veo en los druidas su explicacion me gustaria saber mas con libros o personas al respecto un abrazo desde mi corazon

  3. Un saludo, interesante artículo. Estoy tratando de obtener información sobre los dioses de la cultura íbera-iberos, concretamente sobre el dios Neton. Os agradecería cualquier información.

    Un saludo
    Manuel

  4. Sin Palabras; Estos Sacerdotes hacian Cutos Satanicos y mas sin embargo, esta gente los adora; Vaya decepcion siento, Perodonenme, pero cambien, o Ya sabran su castigo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s